Con motivo de las fiestas del mes de diciembre que se celebraban en la Antigua Roma, llevamos a cabo un taller en el Conjunto Monumental de Carmona. Para esta ocasión propusimos a los asistentes hacer una sigilla, en recuerdo de las figuras que se regalaban a los niños romanos durante las fiestas de Saturnalias. Estas figuras, que representaban a personajes de la sociedad o dioses, solían ser de madera, arcilla o hueso, aunque en algunos acasos se llegaron a regalar de plata y oro.